C/ Prosperidad 42.Sevilla

Vivienda unifamiliar


M m m m m m m
Memoria

Ficha tcnica

La vivienda de la calle Prosperidad, 42 de Sevilla, cuyo proceso de gestación gozó de un continuado diálogo con su promotora y con sus aspiraciones, nos hizo explorar territorios de proyecto en los que resonaban las lecciones de Adolf Loos. La normativa urbanística prescribe para la calle un estricto “dos plantas más ático” que en principio hubiera llevado a una doble bandeja sin accidentes. La interlocución con sus futuros habitantes fue poco a poco subvirtiendo el esquema, usando las fisuras de la normativa para albergar, en el interior de un estuche destinado en principio destinado a dos plantas uniformes, una variedad de espacios de diferentes alturas: garaje de mínimo gálibo, salón-comedor de 5 metros, estancia de 2,5… ensartados por una escalera lineal que, en combinación con una apertura en el forjado sobre el zaguán de entrada, podía generar una visual diagonal abarcadora del conjunto.

 

Cuatro plantas empaquetadas en una ordenanza de dos debieron, por otra parte, usar del recurso al traje decoroso para, a la manera de la loosiana casa para Tristan Tzara mostrarse a la ciudad como un binomio de estratos de igual dimensión (revestidos de acero vs. estuco en Sevilla, y de mampostería vs. estuco en París) que engloban y velan las circunstancias (las plantas adicionales) del espacio privado.


Burbujas de aire en un estuche